Atrás quedaron los días en que la única manera de comunicarnos con la familia y los amigos era a través de cartas y del teléfono. Los tiempos donde para acceder a algún servicio de una entidad pública o privada, era necesario asistir presencialmente, llenar miles de formatos o hacer largas filas ya no van más.

Hoy en día, ni siquiera es necesario en algunos casos que una persona esté pendiente al otro lado de la línea para solucionarnos un problema, basta con una inteligencia artificial programada para que nos guíe en todo el proceso y nos de una salida, estando disponible 24 horas al día y 7 días a la semana, sin darnos cuenta siquiera que toda la conversación que tuvimos fue con un robot.

El pasado

El salto tecnológico de las comunicaciones en las últimas décadas ha sido tan grande, que hoy en día la mayoría de las personas tienen un dispositivo con acceso a internet, en el que tienen instalada por lo menos una aplicación de comunicación instantánea, mediante la cual no solo pueden comunicarse a través de su voz, sino también de chats, fotos, videos, enlaces, enviar documentos, entre muchas otras funciones, que no eran posibles hace un par de décadas. Así, como tampoco era posible pensar que una inteligencia artificial podría reemplazar a una persona real en una conversación.

Esta utopía está bien sustentada, dado lo complejo que es la comprensión de la comunicación entre los seres humanos, donde no solo confluyen palabras y oraciones, sino también emociones, intenciones, ideas e imaginarios.

Equipar esto no es una tarea fácil, y aunque no es una idea nueva, sigue regenerándose y estando en auge cada vez más. Por ejemplo: “El primer programa que simuló una conversación fue ELIZA, creado por el profesor de MIT Joseph Weizenbaum en la década de los 1960. ELIZA operaba reconociendo palabras claves o frases para reproducir una respuesta, usando esas palabras claves de respuestas programadas creando una ilusión de interacción”.

Sin embargo, se trataba de un proceso mecanizado, que se ha ido perfeccionando haciéndose cada vez más intuitivo. Permitiendo así, una singularidad tecnológica en la sociedad.

El presente

Pensar en bots con inteligencia artificial similar a la del ser humano, pareciera aún un tema de la ciencia ficción, del cual tenemos como referencia al cine en películas como Terminator, Blade Runner y Matrix, en donde observamos cómo las máquinas, superan a sus creadores al punto de rebelarse y tomar el control.

Aunque esto afortunadamente hace parte exclusivamente del ámbito cinematográfico, hoy por hoy, las inteligencias artificiales están presentes en más de una de las actividades que realizamos a diario.

Las inteligencias artificiales, están presentes en múltiples tareas del día a día, el ejemplo más inmediato está en tu smartphone, el cual cuentan con múltiples funcionalidades como: asistentes de voz que te ayudan en tus búsquedas en la web o acceder a otras aplicaciones a través de un comando de voz, otra clase de bot te ayuda a mejorar tus fotos automáticamente, mientras que otro analiza tus búsquedas en internet para ofrecerte una experiencia más personalizada.

Existen otros que nos guían por la mejor ruta para evitar el tráfico, y otros que nos contestan automáticamente cuando nos comunicamos con algún comercio para solicitar un producto o servicio, nos muestran el catálogo, nos llevan a escoger la mejor opción, nos guían en el proceso de compra de manera automática, y de ser necesario, nos transfieren a un agente especializado para atender nuestras solicitudes. Lo que hace unos pocos años se podría considerar ciencia ficción hoy es una realidad.

El futuro

Kai-fu-lee científico informático taiwanés, desarrollador de un sistema de reconocimiento de voz continuo e independiente del hablante, predice que: “Para el 2041 el avance de la inteligencia artificial permitirá que por ejemplo en la medicina aumente la precisión, hasta tal punto que los médicos se dedicarán a validar los diagnósticos que llevará a cabo un software”. También explica que: “La innovación en los robots, permitirán que las tareas mundanas del hogar, además de la limpieza y otros quehaceres, dejen de ser problemas humanos”.

También manifiesta que: “Para 2035 aquellas compañías que incorporan inteligencia artificial en su modelo de negocio, verán un incremento de beneficios en torno al 38%” . En el futuro, saber de bots y cómo emplearlos, puede ayudar a tener una experiencia personalizada y más agradable para el usuario.

En la actualidad, se puede considerar como una de las estrategias de marketing más efectivas, aparte de que ayudan a optimizar las operaciones para brindar un mejor servicio al cliente.

El desarrollo de inteligencia artificial (bots), para facilitar las interacciones entre los seres humanos se encuentra en continuo desarrollo y sin duda alguna, esta clase de mejoras están volviendo a estas tecnologías cada vez más inteligentes, al punto de que en el futuro no solo dominarán el tema de las comunicaciones, sino todos los ámbitos de la rutina diaria, haciéndonos la vida más sencilla.

Redacción de Contenido por: Angélica Pareja 

Conoce nuestras Soluciones Corporativas

Conoce las líneas de soluciones en telefonía IP, mensajería masiva de texto y voz, y hardware para telefonía corporativa.

Conocer

Leave a Reply

Abrir chat
💬 Escríbenos